Mitos y Verdades

Presentamos aquí algunos de los mitos y verdades de cirugías estéticas y tratamientos. con el designio de aclarar distintos temas.


MITO: Tratamiento antienvejecimiento es una tontería. Solamente la cirugía tiene eficiencia.

VERDAD: Cuando bién indicados, seguidas las recomendaciones y hechos con disciplina, los tratamientos brindan resultados perfectos. Lo que puede ocurrir es una espera hasta que aparezcan los resultados. El tratamiento puede ser usado como mantenimiento en cirugías estéticas en la faz.


MITO: El laser es la respuesta definitiva para el tratamiento de arrugas, lineas de expresión, estrías y celulitis.

VERDAD: El laser quirúrgico (que evapora las lesiones) es confundido con el “soft-laser” de baja potencia, no quirúrgico. Con laser CO2 las arrugas son tratadas eficientemente (proceso quirúrgico), mientras los soft-lasers presentan resultados menos contundentes, con efectos amenizadores.


MITO: Cuando uno selecciona una de las técnicas de implante, inviabiliza cualquier posibilidad de hacer una cirugía estética facial, posteriormente.

VERDAD: El implante es un tratamiento direccionado hacia una determinada arruga, y nada imposibilita que, con el pasar del tiempo y de la necesidad, se haga una ritidoplastía para mejorar la apariencia del rostro y del cuello.


MITO: Quién tiene queloide, no puede hacer cirugía estética.

VERDAD: Cuando el doctor esté interado del problema antes del procedimiento quirúrgico, la betaterapia, luego de la cirugía, elimina el problema.


MITO: La cirugía estética de la nariz requiere tapón e yeso.

VERDAD: El tapón y el yeso son usados solamente en rarísimos casos actualmente.


MITO: La cirugía estética en la nariz puede causar problemas de respiración.

VERDAD: Durante el período de 90 días del pos-operatorio, el paciente puede convivir con la sensación de nariz tapada y de no estar respirando adecuadamente, pero con el tiempo, dicha sensación desaparece. No es un problema definitivo.


MITO: Las prótesis necesitan ser camibadas a cada 10 años.

VERDAD: Una prótesis solamente necesita ser cambiada por problema de rechazo o ruptura. Actualmente, la calidad de la prótesis está muy perfeccionada, y fué eliminada la necesidad de cambios.


MITO: Cuando uno pasa la mano en la pierna, puede sentir la prótesis.

VERDAD: Las prótesis de silicona son maleables y anatómicas, y trás los 90 días del pos-operatorio, no se siente su presencia.


MITO: Las prótesis de silicona son maleables y anatómicas, y trás los 90 días del pos-operatorio, no se siente su presencia.

VERDAD: Se trata de un tratamiento no-invasivo eficaz y sin contraindicaciones, pero no es milagroso.


MITO: Se trata de un tratamiento no-invasivo eficaz y sin contraindicaciones, pero no es milagroso.

VERDAD: Está ocurriendo la banalización de la lipoaspiración, por ser un tratamiento de sencilla realización técnica. Pero solamente un médico con la calificación adecuada puede garantizar lo más importante: resultados esperados, adecuados y con mínimas posibilidades de complicaciones.


MITO: Adultos no pueden pasar por cirugía otoplástica (oreja en abanico).

VERDAD: La otoplastía estética puede ser realizada en cualquier edad, siempre y cuando el paciente se sienta incomodado.


MITO: Este tipo de cirugía todavia es una opción estética solamente para mujeres.

VERDAD: Hoy la cirugía estética ya está caracterizada como una realidad también para los hombres. El movimiento de belleza masculino y la acceptación de la vanidad reflejan ese cambio. Además, existen no solamente necesidades estéticas para los hombres, sino también, la búsqueda para solucionar algunas irregularidades traumatizantes (como orejas en abanico, etc.). La búsqueda de la autoconfianza y de la autocrítica no es una prerrogativa solamente de mujeres.